Petronio Álvarez

Petronio Álvarez (1914 – 1966)

A dónde iría Petronio Álvarez
Con su guitarra a cantar?
En dónde, en dónde estará ahora
Cuánto lo extraña el puerto, el mar?
Su voz sensual ya no escucha
en la calleja ni en el bar
y el viejo puerto está de duelo por su viajante sideral…

-Inmemorian al Cuco- Hernando Saavedra

A pesar de no haberse educado en un conservatorio, de no haber estado ligado a ningún sello disquero, de no haber dedicado su vida a la música ni devengar su sustento de ella, Petronio Álvarez ha pasado a la historia regional como uno de los grandes impulsores del folclore del pacífico junto a figuras como Mercedes Montaño, Teófilo Potes, Peregoyo o Marquitos Micolta. A falta de academia Petronio contó con mucho de instinto, talento y de corazón, para terminar conquistando un encumbrado lugar en la historia musical del Litoral.

Patricio Romano Petronio Álvarez Quintero, o simplemente Petronio, nació el 1 de octubre de 1914 en la isla de Cascajal, Buenaventura, en la costa Pacífica colombiana. Este músico y compositor es hijo de Juana Francisca Quintero Asprilla, una chocoana escritora de versos, y de José Joaquín Álvarez Micolta, un caucano que había llegado a este puerto hacia finales del siglo XIX, atraído por la construcción del primer tramo del Ferrocarril del Pacífico, del cual fue posteriormente maquinista.

Tres quijotes

Con la riqueza que produjo la mezcla de todos esos elementos, se desarrolló el trabajo de estas tres importantes figuras del Pacífico. “Mercedes Montaño comenzó a desarrollar una línea totalmente autóctona en un momento que se estaba hablando de que la cultura popular debía renovarse”, señala Santiago Arboleda, investigador del IPC y del grupo de estudios Cununo de la Universidad del Valle.

Versión completa

 

La trinidad folclórica

 

Ricardo Moncada Esquivel

La poesía, la danza y la música mantienen plena vigencia a lo largo de los 1.300 kilómetros de Costa Pacífica colombiana, una región que por sus características multiétnicas es una de las reservas culturales más importantes de Colombia. De allí surgieron Mercedes Montaño, Teófilo Potes y Petronio Álvarez, los tres pilares del folclor del Pacífico que con su valiosa han dejado huella.

Mientras Mercedes Montaña, Teófilo Potes y Petronio Álvarez, los tres pilares del folclor del Pacífico que con su valiosa labor han dejado huella.

Mientras Mercedes Montaña luchó por preservar la autenticidad de las danzas, especialmente del Pacífico nariñense, Teófilo Potes logró con sus investigaciones llamar la atención hacia la identidad cultural de todo el Litoral. Por su parte Petronio Álvarez fue el encargado de llevar el folclor a un ámbito urbano y proyectarlo hacia el exterior.

Para comprender las dimensiones de la labor cumplida por estos tres folcloristas hay que fijarse en las características culturales de esta región.

Según explica la antropóloga Nancy Mota, esta región es una fuente riquísima de tradición oral: “Las décimas, rimas, cuartetas, alabados, cantos fúnebres, jugas y las danzas son apropiaciones de la cultura española del siglo XVI, las tradiciones africanas y la cultura indígena”.

De otro lado se encuentra la gama de instrumentos que aportan las distintas etnias. Desde las flautas y tambores indígenas, pasando por el clarinete, el redoblante y el bombardino europeo, hasta llegar al cununo, el guasá o la marimba de chonta, de influencia africana.

Versión completa

 

1914
Nace en la isla de Cascajal, Buenaventura, Patricio Romano Petronio Álvarez Quintero, reconocido años más tarde como “El rey del currulao”.

1926
Muere el padre de Petronio, don José Joaquín Álvarez, lo cual lleva al pequeño Petronio Álvarez a buscar trabajo para ayudarle a su madre en el hogar.

1931
Compone Mi Buenaventura, himno insignia del currulao, de Buenaventura y del Pacífico.

1935
Conforma el conjunto musical “Buenaventura” con el que ameniza muchas parrandas en el litoral bonaverense.

1942
Conoce a la que sería su esposa, Veneranda Arboleda Rodríguez y con quien se casaría 11 años después.

1952
Tito Cortés grabaría para el sello Fuentes, la composición insignia del “Cuco”, Mi Buenaventura.

1958
Se jubila de los Ferrocarriles Nacionales. Se muda a Cali con su familia en una casa del barrio Salomia.

1966
El 26 de julio muere su madre, doña Juan Francisca Quintero Asprilla. Petronio Álvarez la acompañaría poco después, pues muere el 10 de diciembre en Cali.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *