logo-univalle
logo crisis&critica
04

Enero de 2016

VII - Una entrevista y dos reseñas - Elena Kovylina Tiempo Eterno Tiempo Historico

ELENA KOVYLINA
ETERNAL TIME/ZEITGESCHEHEN
TIEMPO ETERNO/TIEMPO HISTÓRICO

Eduardo Subirats

 

 

 

 

El título de la performance era Eternal Time. Su creadora, la artista de Moscú Elena Kovylina. El evento tuvo lugar en la weltecho.galerie, de la ciudad sajona de Chemnitz, el 25 de abril de 2015. Colaboró el centro tecnológico Noosvjaz, Krasnojarsk (RU). Su curaduría estaba a cargo de Paula Anke Boettcher, quien lo había concebido dentro de un proyecto más amplio de medios artísticos con un fin esclarecedor sobre nuestro tiempo histórico. Fue precedido por la lectura de un manifiesto: Zeitgeschehen, escrito desde el otro extremo de Europa, en la ciudad de Toledo. La representación comenzó a las 20:35 de la noche y se prolongó hasta las 23:35.
El título Eternal Time es una invocación de un tiempo mitológico y místico, un tiempo infinito y eterno, como el que representa la danza cósmica de Shiva o los calendarios de un tiempo cíclico de los mayas. A su vez, esta eternidad cíclica del tiempo humano y cósmico se ponía de manifiesto en la performance de Elena Kovylina como alternativa y rechazo de la superstición moderna por excelencia: un tiempo histórico lineal, desconectado de la naturaleza y del cosmos más que a través de sus gadgets tecnológicos y militares.
Pero Eternal Time no es solamente una crítica del tiempo abstracto de la civilización industrial. Es además una reflexión sobre el tiempo finito y apocalíptico del progreso anunciado por San Juan y secularizado bajo la héjira de las filosofías del progreso de Condorcet hasta Hegel como la Marcha de la humanidad en la historia.
Kovylina vestía una túnica brillante. Sensualmente ceñida y larga hasta sus pies. Era la sacerdotisa de un culto solar arcaico. Su rostro de Gran Madre reforzaba el significado mágico de su saya de oro. Su acción era simple, repetitiva y monótona. Cada 60 segundos movía manualmente el minutero de un gran reloj y señalaba en la pared las cifras de un año. Sólo que la Diosa Madre del Tiempo Eterno marcaba sus ritmos periódicos mirando hacia atrás, acercándose progresivamente a un tiempo pasado y grabando los años sobre la pared blanca en orden numérico regresivo.

 

 

2015 scouting 408Elena Kovylina, ETERNAL TIME (Chemnitz, 25/4/ 2015)

 


Era un lento y monótono contar de años pasados. En eso consistía esencialmente la experiencia de la performance, en la creación de una mirada antifuturista y antiprogresista: una mirada atrás, mirada regresiva. Esta mirada, esta actitud artística que abrazaba la persona entera y la acción de imaginar uno a uno los años pasados tenía por lo menos dos efectos sobre los espectadores. El primero era la asociación de cada año con experiencias personales y acontecimiento históricos compartidos. Así podíamos recordar el año del lanzamiento de la Guerra global, el año de la catástrofe de 2011, el de la caída del Muro de Berlín, el año 1968, el final de la Gran Guerra en 1945… Pasados los primeros minutos y los primeros eventos la visión interior del tiempo histórico se volvía, sin emabrgo, más impersonal, más abstracta. Lenta y fatigosamente pasaban los años cuarenta, testimonios de las guerras y sus holocaustos. Seguían los años de las revoluciones europeas y de la Revolución de los soviets. Luego venían los recuerdos más vagos de las guerras coloniales del siglo diecinueve en Asia, África y América. El reloj pasaba los años revolucionarios de 1871, 1844…
A medida que transcurría este sucesión invertida de años también se adelgazaban sus contenidos imaginarios, y a partir de las postrimerías del siglo diecinueve la vivencia interna de esta temporalidad se volvía tan ligera como un suspiro. Los años vacíos de memoria y de intensidades emocionales se repetían lánguidamente a medida en que nos alejábamos en el tiempo. Y la experiencia estética de ese viaje de un continuo retorno se revelaba como la visión mística de un vaciamiento e iluminación.
Toda autentica obra de arte, y el performance art en especial, remonta a una experiencia ritual. Una experiencia de iniciación mistérica a los enigmas del universo y de la vida. Y toda obra de arte auténtica posee por eso mismo el carácter de una transformación. Aquí, lo que se transformaba en el medio de la experiencia artística era el significado existencial e histórico del tiempo.
A partir del holocausto nuclear de Hiroshima y Nagasaki la mirada sobre el tiempo histórico generalmente admitida en los círculos intelectuales inspirados en las teorías críticas del siglo veinte era la que Walter Benjamin expuso bajo el signo de un Angelus Novus. Comprendía una visión de la marcha de la historia unilateralmente vuelta hacia el pasado. Y el pasado era un desierto de ruinas que se amontonaban bajo la bandera socialista y capitalista del progreso hasta constituir titánicas montañas. Eso no impedía, sin embargo, que ese nuevo o viejo ángel de la historia siguiese su vuelvo hacia el tiempo futuro arrastrado por vientos huracanados.
Eternal Time surge de otra experiencia del tiempo histórico mucho más actual y radical. Su punto de partida es el colapso del tiempo histórico. Nace a partir de la intuición de un presente que destruye su tiempo futuro. Y retrocede al tiempo pasado como una nueva trascendencia, como el intento de recuperar un tiempo mítico, un tiempo eterno, un tiempo místico y, con él, la unidad y la perfección del tiempo cósmico de los orígenes.
* * *

 

ZEITGESCHEHEN

TIEMPO HISTÓRICO


Die Signifikanten „Weltfrieden“ und „Globale Demokratie“ legitimieren den blutigen Marsch der Weltgeschichte zum Holokaust, zur grossen fortschrittlichen Opfer des Seins in der transcendenz seiner Aschen. Wir werden sie nicht wiederholen.
No repetiremos los significantes paz mundial y democracia global porque legalizan la sangrienta marcha de la historia mundial hacia su Holocausto: el gran sacrificio progresista del Ser consumado en la trascendencia de sus cenizas.
Wir befinden uns im Medium eines erneuerten Weltkrieges. Ein totaler Krieg. Ein globaler Krieg. Endloser Krieg. Ein Krieg den wir noch nicht verstehen können weil seine militärische Fronten, seine Zerstörung und seine Verzweiflung uns durch die Bilder der elektronischen Schirmen systematisch aus den Augen weggenomen werden. Ein namenloser Krieg. Ein unendlich zerstörender Krieg.
Nos encontramos en el medium de una renovada guerra mundial. Una guerra total. Una guerra global. Guerra indefinida. Una guerra que todavía no podemos comprender porque sus frentes militares, su destrucción masiva y su desesperación nos son arrancados de nuestros ojos por las imágenes de nuestras pantallas electrónicas. Una guerra sin nombre. Guerra de destrucción infinita.
Industrieller Krieg gegen die ekologische Umwelt. Finanzkriege gegen die Erdbevölkerung. Kriege um militärische Besetzung ganze geopolitische Regionen. Kriege durch cover agents and proxies. Schmutzige Kriege. Und eine totalitäre elektronische Kontrolle über die ganze Menschheit.
Guerra industrial contra los ecosistemas. Guerra financiera contra las poblaciones mundiales. Guerras de ocupación militar nacional y regional. Guerras de agentes encubiertos y de proxies. Y una vigilancia electrónica totalitaria sobre toda la humanidad.
Imperiale Kriege: Afghanistan, Irak, Somaliern, Libyen, Syrien... Ihre letzte Ekstase zielt wieder nach Russland und China. Konstitutierende Kriege einer einzigen gewaltigen Weltmacht die sich auf die wissenschaftliche Zerstörung, und auf die nukleare, biologische und geistige Umbildung und Rückentwicklung des Lebens auf der Erde unterstützt. Die totale Macht des nichtenden Nichts.
Guerras imperiales: Afganistán, Irak, Somalia, Libia, Siria… Su éxtasis final es nuevamente Rusia y China. Son guerras constituyentes de un violento poder mundial único fundado en la capacidad de destrucción científica, y de la regresión nuclear, biológica y espiritual de la vida en la Tierra. El poder total de la nada nadificadora.
Es werden als Kriege gegen den Terror und den Terrorismus anonciert. Aber „Terrorismus“ ist Zeichen mit volatile meanings dessen Grenzen zwischen enemy combatans und Paramilitärs, zwischen heilige Kriege und mörderische Kriege, zwischen revolutionäre Insurrekte und mercenary fighters, und zwischen imperiale und Widerstandskriege verwischt werden. Es sind tatsächlich Kriege gegen den Terror und die Gewalt die sie selber verbreiten.
Se anuncian como guerras contra el terror y el terrorismo. Pero “terrorismo” es un significante de referentes volátiles que elimina las fronteras entre combatientes enemigos y organizaciones paramilitares, entre guerras santas y guerras criminales, entre insurrecciones revolucionarias y agentes mercenarios, y entre guerras imperiales y guerras de resistencia. Son guerras contra el terror y la violencia que ellas mismas diseminan.
Europa zersplittert social und politisch. Es desintegriert in nationalen, etnische und religiöse Mikroidentitäten. Ihre Zikunftsvision reduziert sich auf die rettung des Euro und einen von den USA verastaltete Kreuzug gegen Russland. Und verschliess die Tore eine Euroasiatische Verbindung frei von dieser zelsbtzerstörende Entwicklung.
Europa se fragmenta socialmente. Se desintegra en identidades nacionales, étnicas y religiosas. Reduce su visión histórica del futuro a la salvación del Euro y una renovada guerra santa contra Rusia instigada por los Estados Unidos. Y sella las puertas a una nueva era euroasiática no centrada en ese logos destructivo.
Kunst ist das Medium dass uns von dieser Albtraum aufwecken kann. Eine Kunst als emotionales und intelektuelle Erfahrung der gemeinsame geschichtlichen Schicksals der Menschheit. Eine Kunst die sich von der epistemologische und bürokratische Reduktionismen befreit die ihr zur politische und akademische Megamaschinen verbinden. Kunst als Protest gegen den langer Marsch der Menscheit zu seinem eigenem Holokaust.
El arte es el medio que puede hacernos despertar de esa pesadilla. Arte como experiencia emocional e intelectual de la condición humana y de sus vínculos sagrados con el cosmos. Arte como experiencia colectiva libre de los reduccionismos tecno-científicos y de sus megamáquinas administrativas. Arte como conciliación del sujeto moderno con la Tierra. Arte como protesta contra la larga marcha de la humanidad hacia su Holocausto.