logo-UV

Imprenta Departamental

La Imprenta Departamental del Valle del Cauca es una empresa industrial y comercial del estado, que cumple con el compromiso de elaborar los impresos y publicaciones que contraten las entidades públicas y/o privadas y personas naturales; presta además el servicio de publicidad de las actuaciones administrativas a través del diario oficial del Departamento del Valle del Cauca, llamado Gaceta Departamental.

 

 

Misión

 

Elaborar los impresos y publicaciones de los sectores públicos y privados con los mejores estándares de calidad, con talento humano competente y comprometido en el mejoramiento de los procesos y con una infraestructura adecuada y actualizada para lograr la satisfacción de los clientes y asegurar la sostenibilidad empresarial.

 

Visión

 

El esfuerzo colectivo de todos y cada uno de los trabajadores de esta empresa, los equipos y programas adquiridos, sitúan a la Imprenta Departamental en una posición competitiva, preparada económica y técnicamente para afrontar satisfactoriamente su futuro de vanguardia en el mercado de las artes gráficas y en el proceso de certificación de la calidad en pro de su compromiso “Imprime Progreso para el Valle del Cauca”.

 

Objetivos

 

  • Incrementar el personal oficial con competencias laborales certificadas.
  • Incrementar el nivel de satisfacción del cliente interno con el clima organizacional.
  • Elaborar los productos con estándares de calidad.
  • Incrementar las ventas por impresos acumulados.
  • Asegurar la sostenibilidad empresarial.
  • Incrementar la satisfacción del cliente externo.
  • Sostener la certificación del Sistema Integral de Gestión de Calidad.

 

Historia

 

Quizás una de las mayores tradiciones en el Valle del Cauca ha sido el mundo de las artes gráficas. En este departamento se han fundado y se han multiplicado las empresas encargadas de imprimir y difundir masivamente las letras, cuentos, ensayos, dictámenes oficiales y demás textos con los que tienen que lidiar diariamente los vallecaucanos. Esta tradición se remonta al año 1837 con la llegada de la primera imprenta a la ciudad de Cali; esta máquina, que debió de haber sorprendido a los habitantes de la época, llegó desde Quibdó, la única puerta al gran Océano Pacifico que tenía la región en ese entonces. Y fue después desde Buenaventura, ya nuestro gran puerto comercial, que siguieron llegando más y más imprentas, cada una más moderna y práctica que la anterior. Con la fundación oficial del departamento en 1910, se vio la necesidad pronto de tener una empresa oficial encargada de publicar todas las ordenanzas y comunicados que se dispusieran desde la gobernación y demás entidades estatales, es por eso que para el año 1928 el entonces gobernador Carlos Holguín Lloreda funda la Imprenta Departamental. Máquinas Ludlow y Linotype alemanas, pinzas Heldelberg y Mercedez, fueron traídas masivamente solo con el fin de servir a los intereses de los habitantes de la comarca. A partir de 1959 cuando queda ligada definitivamente la imprenta a la Colección de autores vallecaucanos (en ese tiempo Biblioteca de Autores Vallecaucanos) cada generación ha podido plasmar sus ideales, su imaginación, su modo de ver la vida y cada generación ha podido recorrer la historia valluna, deleitarse con los artificios literarios de grandes escritores y darse cuenta del todo acontecer de las instituciones públicas y privadas asentadas en el valle del rio Cauca.

 

Desde el 2004 el Decreto No.1052 de Julio 1 define las publicaciones que debe realizar la Imprenta Departamental:

 

Las Ordenanzas y los Proyectos de Ordenanzas objetados por el Gobierno Departamental; Los Decretos y Resoluciones y demás actos administrativos de carácter general; los actos de disposición, enajenación, uso o concesión de bienes departamentales; la parte resolutiva de los actos administrativos; los contratos y órdenes de trabajo o servicio (cualquiera sea su modalidad de contratación) que tengan formalidades plenas de acuerdo con la capacidad de contratación de la respectiva entidad (Administración Central o Descentralizada) determinado según el monto del presupuesto de la vigencia presupuestal respectiva en concordancia con lo indicado en los Artículos 24 y 39 de parágrafo 3 del Artículo 41 de la Ley 80 de 1993; los proyectos de Actos Administrativos de carácter general que reglamenten el medio ambiente y la preservación y defensa del patrimonio ecológico, histórico y cultural y la explotación de los recursos naturales; las normas urbanísticas y demás regulaciones en desarrollo de los planes de ordenamiento territorial que sean de su competencia en los términos de la Ley 388 de 1997; los que impongan nuevas obligaciones a los productores de bienes y oferentes de servicios que afecten a los consumidores y usuarios; los expedidos con base en las facultades de inspección, control y vigilancia.